Casseroles


Esta receta me la dio mi madre. Es un plato que se prepara la noche anterior y se deja lista para hornear a la mañana siguiente. En Estados Unidos es muy típico tomar “French toast” para desayunar. Algo como las torrijas, que se suelen preparar en sartén, pero esta versión me gusta muchísimo más, porque además de fácil está más rico.

Hay que contar con que tienes que hornearlo entre 30 y 40 minutos antes de tomarlo. Así que, si es para el desayuno, prepárate para madrugar más que el resto de los comensales, pero vale la pena.

Ingredientes:
3 huevos, ligeramente batidos
2 ¼ tazas de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
3 cucharadas de azúcar moreno
canela al gusto
¼ taza de mantequilla derretida.
1 barra de pan, cortado en lonchas diagonales
3 cucharadas de jarabe de arce ( maple syrup, lo encuentras en la sección de miel del supermercado).
½ taza de frambuesas, o cualquier fruto rojo
1/3 de taza de uvas pasa
1/3 de taza de nueces troceadas.

Preparación:

En un bol grande mezcla los huevos, la leche, el azúcar, la vainilla y la canela. Remoja las rebanadas de pan en esta mezcla y coloca las rebanadas sobrepuestas en una fuente para horno.
Refrigéralo durante la noche.

A la mañana siguiente precalienta el horno a 175 C.

En un pequeño bol, combina la mantequilla derretida, las nueces y las frutas rojas. Repártelo por encima de las rebanadas de pan y echa un chorrito de jarabe de arce por encima.

Hornéalo hasta que esté dorado, aproximadamente 40 minutos.

Al servirlo, lleva también a la mesa el jarabe de arce para que los más golosos puedan echarse más si lo desean.

Te va a encantar y vas a prepararlo muchas veces, ya verás.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...