domingo, 15 de octubre de 2017

Pastel frío de salmón



Esta es una de mis entradas favoritas para el verano, aunque se puede comer en cualquier época del año. La primera vez que lo preparé para mi familia, hice dos. Una, prácticamente se la comió mi cuñado solito antes de que nos sentáramos a la mesa. Me hubiera encantado tener la cámara de fotos mano para captar su cara de “¡OH! ¿Qué he hecho?” cuando se dio cuenta.


La compra
 
• salmón ahumado, un paquete de 250 gr.
• queso fresco, 400 gr.
• pasta de lasaña
precocida,  previamente remojada
• gelatina 1 sobre
• ½ pastilla de caldo de pescado
• eneldo
• alcaparras
• aceitunas negras deshuesadas (para decorar la fuente)
• limón y perejil (para decorar el molde)


Así lo preparo
Disuelvo un sobre de gelatina, siguiendo las instrucciones del envase, y le añado media pastilla de caldo de pescado al agua. Cuando ya tengo hecha la gelatina, cubro el fondo del molde. Lo pongo a enfriar en la nevera  durante una hora.








Cuando la gelatina está cuajada, la saco de la nevera y pongo
una capa de salmón. Le espolvoreo eneldo y alcaparras (esto ponlo si te gustan).






Seguidamente cubro el salmón con una capa de requesón.












Después del requesón le pongo una capa de pasta de lasaña previamente remojada.



 





Repito la mismo, haciendo varias capas.
Lo meto en la nevera, al menos, 2 horas y después lo desmoldo.


Bon Apetit !


viernes, 6 de octubre de 2017

Risotto Meloso de Langostinos y Setas


Desde que probé el risotto de langostinos y setas en Segovia, en la Bodeguita Di Vino, he querido hacerlo en casa. De primero tomamos verduras confitadas y gratinadas, que estaban también exquisitas. Es un lugar que vale la pena visitar, porque se sale del típico y carísimo cochinillo asado y la relación calidad precio está perfectamente equilibrada.

Por fin hice el risotto.  Tienes que probarlo, tan meloso y suave. Me faltan palabras para describirlo. Es un plato que serviré a mi familia cuando algún miembro tenga un mal día o un problema que parezca que no tiene solución, uno de esos días que necesitas que te reconforten, porque este risotto quita las penas.

Que no te asuste la larga lista de ingredientes, vale la pena. Mi marido me ha hecho uno de los mejores cumplidos diciendo que esta receta es de “alta cocina” –Sonrisa-.

Ingredientes para 4 personas que comen bien:

·         350 gr arroz bomba
·         Al menos 10 langostinos pelados (guardar las cáscaras)
·         Setas variadas cortadas en tiras
·         1 zanahoria muy picadita
·         2 chalotas
·         Perejil picado
·         1 puerro
·         2 dientes de ajo
·         Sal
·         Azafrán


Para el caldo:

·         Aceite de oliva
·         Cascaras de los langostinos
·         ¼ litro vino blanco seco
·         ½ litro de agua

Ingredientes para el final:


·         150 g. queso parmesano rallado
·         200 g. nata espesa
·         Más perejil picado
·         75 g. almendras molidas
·         Sal
·         Pimienta negra molida

Cómo se prepara:

Una vez pelados los langostinos y quitado el intestino (la parte negra en la espalda) se apartan en en un bol y seguidamente se saltean las cabezas y los caparazones en medio vaso de aceite, más o menos. Tras saltearlos cuatro minutos agregar el agua y ¼ litro del vino blanco y dejar cocer a fuego lento durante 20 minutos más, presionando sobre los caparazones con una espátula de vez en cuando. Se colará el caldo y se apartará para después.

Se pican las zanahorias, los ajos y los puerros, en la picadora, si tienes, sino a mano muy picadita.

Las chalotas se cortan en rodajitas muy finas y las setas en tiras, no demasiado grandes. Se pone todo a pochar con un poco de aceite. Una vez pochado se añade los 350 g. de arroz y se rehoga con el azafrán hasta que empieza a dorarse. Se añaden la mitad de los langostinos y  ¾ de litro de caldo caliente al arroz y se cuece durante 16 minutos, removiendo de vez en cuando.

Se saltean el resto de los langostinos en una sartén pequeña con un chorrito de aceite y un poco de sal y se reservan

Una vez pasados los 16 minutos, se retira el arroz del fuego y se añade el queso parmesano rallado, la nata espesa, las almendras molidas, la pimienta y el perejil picado. Se remueve lo justo para que se integre bien todo y se colocan los langostinos que se han salteado por encima del arroz para decorarlo. Le acompañan bien unos picatostes.

Nota:

Debe quedar algo caldosito y servirse bien caliente. Le acompaña de maravilla un albariño bien frío.

Este plato será uno de los favoritos de tus invitados y familia.

Buen provecho!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...