miércoles, 26 de noviembre de 2014

Thanksgiving


Thanksgiving, el día de acción de gracias, Es en Los Estados Unidos la mayor fiesta familiar del año. 

Ya lo habrás visto en las películas. Es más importante estar en familia en esta fecha que en navidades. A mí es una de las celebraciones que más me gustan. Toda la familia alrededor de la mesa compartiendo los motivos de celebración. Es muy emotivo y a veces sorprendente, escuchar a cada uno contar por lo que está agradecido ese año. 

Qué lástima que aquí se dé tanto bombo Halloween y que no tengamos una fiesta de gratitud. De todos modos sé que la mayoría tenemos siempre motivos para dar gracias y que lo hacemos a diario.

El menú es el tradicional en nuestra familia.  Aunque Thanksgiving cae siempre en el último jueves de noviembre, nosotros lo celebramos el sábado. Este año toca en casa de mis sobrinos Adriana y Miguel. Asistiremos once personas. La anfitriona es la que prepara el pavo, que es el protagonista de los platos, y los demás llevamos todo los que acompaña. No voy a anunciar aun lo que serviremos, pero sí diré que el próximo sábado además de cocinar haré muchas fotografías para compartir contigo aquí y las recetas. 

Estoy tan agradecida a Dios por mi nieta, que ha cumplido este mes su primer año, que ha llenado nuestras vidas con tanta alegría difícil de expresar.  Por el trabajo, que no hay queja y por el amor y la salud en mi familia.

martes, 25 de noviembre de 2014

El Menú de Thanksgiving en Madrid


Ya ha pasado más de una semana desde que celebramos el Thanksgiving en Madrid y aun no os había presentado el menú y tampoco las recetas que había anunciado. Los pavos no vuelan, pero el tiempo sí.

El banquete de este año se compuso de los siguientes platos, de los que iré subiendo las recetas poco a poco.

Pavo Asado
Salsa del pavo
Puré de patatas
Relleno del pavo
Brecol con crema de limón y almendras
Boniatos caramelizados al jengibre
Ensalada de gelatinas y frutas
Ensalada 5 tazas
Castañas con manzana
Salsa de Arándanos - Cranberry sauce
Pan de maiz
croassants
Tarta de Lima
Pastel de calabaza - Pumpkin Pie
Pastel de manzana - Apple pie

lunes, 24 de noviembre de 2014

Brocoli a la crema de limón



El brécol es uno de mis vegetales favoritos. Aquí una sencillísima receta que no falta nunca para el día de acción de gracias en nuestra familia. Verás que éxito vas a tener al ofrecer este plato.

Ingredientes:

dos manojos de brécol
un envase de queso philadelphia
el zumo de un limón
4 cucharadas soperas de mantequilla
almendras laminadas
1 cucharadita de mantequilla más
sal y pimienta


Preparación:

Precalentar el horno a 175 C


  1. Cortar el brécol en ramilletes y cocer tapado en muy poca agua con sal, que solo cubra los tallos. El brécol debe de quedar "al dente" y no pasarse en la cocción. Una vez cocido, se escurre bien y se colocan los ramilletes en una fuente, con los tallos ocultos, hacia abajo.
  2. En una cazuelita se derrite la mantequilla y el queso, removiendo constantemente. No debe de hervir, solo calentarse. Una vez caliente se le añade poco a poco el zumo del limón mientras se remueve. Ponle sal y pimienta, tu gusto.
  3. Se reparte la salsa de queso y limón sobre el brécol y se reparten unas láminas de almendra por encima.
  4. Por último, se calienta en el horno durante unos 20 minutos, o hasta que las almendras estén doradas.
Un plato sano, económico y muy rico.

Ensalada de gelatina de mamá

Uno de los platos de Thanksgiving que hacía mi madre y que recuerdo con más placer, es una corona de tres capas con gelatinas de diferentes sabores y con frutas y nueces. Es algo espectacular. Estos días ella ha estado intentando recordar cómo la hacía. Ésta semana la llamé a California y los ingredientes que ella recordaba me los fue diciendo. Son los que he utilizado para esta receta.

Esta ensalada acompaña muy bien platos de caza o aves, por eso es tan apropiada para Thanksgiving o Nochebuena.

Ingredientes:
 
1ª capa

1 pqte. gelatina de frambuesa
250 gr. frambuesas frescas o congeladas


2ª capa

1 pqte. gelatina de limón
1 tarrina de 200 gr. de queso Philadelphia
4 rodajas grandes de piña de lata desmenuzadas.(No fresca)
70 gr. nueces troceadas

3ª capa

1 pqte. gelatina de fresa
80 gr. Arándanos congelados o frescos.
Se utiliza un molde bundt, que es un molde redondo con un tubo en el centro.
Se hacen las tres gelatinas por separado: La de frambuesa y la de fresa se hacen sólo con la cantidad de agua caliente que indican los paquetes, pero no se le añade el agua fría ya que las frutas ya aportan suficiente agua. Sin embargo la gelatina de limón sí hay que hacerla según indica el paquete, porque el queso va a contribuir a que se cuaje bien.
Para hacer la primera capa, se echa en el molde la gelatina de frambuesa y las frambuesas. Se refrigera hasta que tenga la consistencia de clara de huevo y se retira del frigorífico. Si se deja endurecer demasiado, puede que las capas se separen al desmoldar.
La segunda capa se hace mezclando la gelatina de limón, aún caliente, con el queso de Philadelphia hasta que queda homogénea. Se añade la piña desmenuzada y las nueces picaditas y se vierte lentamente sobre la gelatina de frambuesa, que estará semicuajada.
Se refrigera hasta que la capa de limón también esté semicuajada.
Se mezcla la gelatina de fresa con los arándanos y se reparte suavemente encima de la capa de limón semicuajada.
Se deja en el frigorífico hasta que esté firme, al menos 4 horas.
En una fuente redonda se vuelca la gelatina, como cuando se da la vuelta a una tortilla de patatas. Yo suelo decorarlo poniendo alrededor con unas hojitas tiernas variadas o canónigos. Ya está lista para servir y disfrutar.

Ensalada de cinco tazas

Esta ensalada, en inglés Five cup salad , es muy popular en Estados Unidos. Tiene sus variantes, pero básicamente es parecida a la ensalada Waldorf.

Mi hermana Susana,que vive en California, me ha pasado su receta. Llevé esta ensalada el día de Thanksgiving a casa de mi sobrina Adriana y tuvo mucho éxito.


Los ingredientes:

1 taza de mandarinas, gajos pelados y escurridos

1 taza de piña de lata desmenuzada y escurrida
1 taza de manzana roja cortada en dados
1 taza de coco rallado
1 taza de mini nubes, o nubes cortadas en daditos. (si no quieres ponerle nubes, añade un poco de azúcar)

170 gr. de queso Quark o yogur griego.



Notas:



  • Puedes substituir las mandarinas por uvas sin semillas cortadas a la mitad.
  • Si no te gusta el coco podrías poner dátiles cortaditos.
Preparación:
Combina todo, refrigera y sirve.

Boniatos caramelizados al Jengibre


Es tradición preparar indistintamente boniatos o batatas en Thanksgiving. Es algo que no puede faltar. Voy a hablar sólo de boniatos, pero todo lo escrito vale exactamente igual para las batatas.

Existen muchas recetas: Puré de boniatos, boniatos con malvaviscos o simplemente asados.

Desde hace años hago esta receta que es muy fácil y que te recomiendo que la pruebes.

Podría asegurar además que su suave sabor especiado, sensual y dulce provocan una enorme producción de endorfinas, y ¿a quién le amarga un dulce?


Los ingredientes necesarios:

1 ½ kilos de boniatos
113 gr. de mantequilla
120 ml jarabe de arce (se encuentra en los hipermercados en la zona de la miel)
50 gr. azúcar moreno
1 cucharadita de jengibre fresco rellado
1/2 cucharadita de nuez moscada
1 ramita de canela
1 cucharada sopera de zumo de limón


Yo los preparo así:

Lavo bien los boniatos y los cuezo enteros durante 10 minutos. Les escurro el agua y los dejo enfriar hasta que se puedan pelar sin quemarse uno los dedos.

Caliento el horno a 190°C. Engraso con mantequilla una fuente de aproximadamente 20x30 cm.

En un bol mezclo el jarabe de arce, el azúcar moreno, las especias y el zumo de limón.

Después de pelar los boniatos y cortarlos en rodajas de 5 cm. Los coloco en la fuente, echo por encima la mezcla preparada anteriormente y reparto la mantequilla cortada en dados por encima de cada boniato.

Los horneo hasta que están tiernos y glaseados, unos 40 minutos. Varias veces durante la cocción los baño con la salsa de la fuente.
Cuando veas que tienen un aspecto caramelizado es el momento de sacarlos del horno y servirlos.

Son placenteros y, además, buen acompañamiento para platos de aves y caza, y no sólo en Thanksgiving.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Tarta de lima



Esta tarta tan cremosa y refrescante sienta de maravilla a cualquier hora. Es una de mis favoritas en cualquier época del año.  Se puede hacer el día antes de servirla, lo cual ahorra bastante trabajo cuando tienes invitados.

Si te animas a hacerla necesitarás

·         Un molde redondo desmontable

·         Batidora
 

Estos ingredientes para hacer la base de galleta:

·         80 gr. mantequilla derretida

·         250 gr. galletas digestive molidas

Y estos ingredientes para el relleno de lima:

·         150 gr de azúcar

·         300 gr. de queso de untar (tipo  Philadelphia)

·         La ralladura de las 3 limas

·         El  de zumo 2 limas

·         200 gr. de leche evaporada IDEAL (muy fría)

·         I lima para decorar
 

Se prepara así:

Para la base

Mezclas las galletas molidas con la mantequilla derretida hasta formar una pasta. Prensas bien esta pasta en el fondo y las orillas del molde y lo metes en el frigorífico.

Para el relleno

Hay que rallar la piel de las limas y reservarla. Exprime el zumo de las 2 limas y resérvalo.
En un bol grande bates el queso de untar, el azúcar y la ralladura hasta que esté cremoso. Mientras se sigue batiendo añades lentamente el zumo de las 2 limas.

Saca la leche Ideal del frigorífico. En otro bol, montas la leche, igual que si montaras nata.
Una vez montada la leche Ideal, viértela, poco a poco, en el bol donde está la mezcla de queso y sigue batiendo hasta que esté  muy suave y esponjoso.
Vierte con cuidado el relleno en el molde forrado de galletas.

Debe refrigerarse al menos 3 horas antes de servirla. Queda muy bien decorar cada porción, en el momento de servirlo,  con un trocito de lima.

miércoles, 2 de abril de 2014

Bizcocho de Plátano y Calabaza




Cada vez me gusta más tomar algo casero a media tarde con una taza de té o con un descafeinado. Me gustan las cosas poco dulces y este bizcocho, cargado de vitaminas y minerales es una manera sana de merendar, o incluso desayunar.

Este es el típico bizcocho que llevarían las mujeres desesperadas a sus nuevas vecinas en Wisteria Lane


Ingredientes

245 gramos de harina
1/2 taza de semillas de calabaza peladas.
150 gramos de azúcar moreno
1 cucharadita de levadura Royal
1/4 de cucharadita de bicarbonato
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela molida
2 huevos grandes, ligeramente batidos
115 gramos de mantequilla derretida fría
400 gr plátanos, en puré.
100 gr de calabaza cocida y en puré
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para decorar un puñadito más de semillas de calabaza.

Elaboración:

Precalentar el horno a 180 grados C y coloca la parrilla del horno a la posición media.

Untar de mantequilla y espolvorear con harina un molde rectangular.

En un bol grande, combina la harina tamizada junto con la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela añade el azúcar. Reserva esto aparte.

En un bol mediano combina los plátanos triturados, los huevos, la mantequilla derretida y vainilla.


Seguidamente con una cuchara de madera, liga ligeramente los ingredientes húmedos (la mezcla de plátano) con los ingredientes secos y las semillas de calabaza justo hasta lograr una masa espesa. Es importante no batir, ni mezclar demasiado. Solo lo justo.

Echa la masa en el molde preparado y coloca las semillas restantes en la parte superior de la masa para decorar.

Hornea hasta que el bizcocho esté dorado y un palillo insertado en el centro salga limpio, aproximadamente 55 a 60 minutos. Colócalo  sobre una rejilla para enfriar. Este bizcocho se puede congelar y luego dejar a temperatura ambiente un par de horas antes servir.

sábado, 8 de febrero de 2014

Red Mango Smoothie

Aquí os dejo un mini video con la receta del batido de fruta que se hizo mi hija el otro día.

lunes, 27 de enero de 2014

Barritas de Avena con Semillas



Estas barritas, muy energéticas, son estupendas para el desayuno o la merienda. Además de deliciosas y estar cargadas de vitaminas, benefician el tránsito intestinal, cosa muy de agradecer.

Que no te asuste la larga lista de ingredientes, porque es muy sencillo de hacer y la compra casi toda la puedes hacer en el herbolario. Si quieres, puedes cambiar algún ingrediente, por otro parecido que te guste más. Por ejemplo pasas en vez de arándanos, o avellanas troceadas en vez de las semillas de calabaza. Eso según tu gusto. Los ingredientes que ves aquí los escogí por las vitaminas y minerales que contienen y su rico sabor.

Ingredientes secos:
2 tazas de copos de avena
1 1/2 tazas de azúcar moreno
1 3/4 tazas de coco rallado
1/4 taza de semillas de amapola
1/2 taza de semillas de calabaza
1/2 taza de semillas de chía
1/2 taza de arándanos secos
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela
2 tazas de harina integral
1 cucharadita de levadura Royal


Ingredientes húmedos
250 gr de mantequilla
4 cucharadas soperas de miel
Dos cucharadas soperas de agua hirviendo
1 cucharadita de bicarbonato
2 huevos (opcional)

Instrucciones:

Precalentar el horno a 160 C.

En un bol grande se mezclan todos los ingredientes secos.

Aparte, en un cazo pequeño, se derrite a fuego lento la mantequilla, añadimos la miel y se mezcla bien, retirándolo después del fuego. 

Seguidamente en una taza echamos una cucharadita de bicarbonato y 2 cucharadas soperas de agua hirviendo. Se añade el agua con bicarbonato a la mantequilla derretida y se mezcla bien.

Incorporamos la mezcla que tenemos en el cazo a los ingredientes secos. Yo añadí dos huevos batidos, mas que nada, para que no se desmoronaran las barritas. Asi que si optas por usar huevo, los bates aparte y los incorporas a la masa. Remueves hasta que esté todo mezclado uniformemente.

Forra la bandeja del horno con papel de hornear y extiende la masa en ella, distribuyéndola para cubrir toda la superficie. La cubres con otra hoja de papel de hornear y con un rodillo la prensas bien. Retiras la hoja de papel superior y horneas la masa durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que esté dorada por encima.

Después de retirar la bandeja del horno espera unos 20 minutos antes de cortar las barritas. 

Las barritas se conservan hasta una semana en un envase hermético en el frigorífico. También se pueden congelar, e ir sacando las que vayas necesitando.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...