miércoles, 11 de julio de 2012

Tortitas con frambuesas para cenar


A veces me apetece preparar y comer algo, y si no lo consigo hacer ese mismo día no me lo puedo quitar de la cabeza. Desde hace tres o cuatro días tenía este antojo. Las tortitas con frambuesas frescas. Pero han ido pasando los dias sin poderlas preparar y parece que el antojo se volvía aun mayor. Anoche hasta soñé con una torre de tortitas. No solo había grandes frambuesas por encima, sino en cada capa me iba encontrando estas deliciosas bayas. Al despertar dije - De hoy no pasa-. Pues para el desayuno no las hice, porque tuve que salir muy temprano para ayudar a Marina en su Campamento de Inglés. Al medio día entre el calor y el cansancio, nada, no hubo tortitas. Pero a la hora de cenar, para asombro de mi marido, quien me había avisado que no tenía apetito, me puse manos a la obra y en un "periquito" (como dice una amiga mía inglesa) las tenía hechas. La receta es sencillisima.

Ya sabéis que yo lo mido casi todo con tazas y cucharadas.

Ingredientes:
1 1/2 tazas de harina
3 1/2 cucharaditas de levadura Royal
1 cucharadita de sal
1 cucharada sopera de azúcar
1 1/4 tazas de leche
1 huevo
3 cucharadas soperas de mantequilla derretida

Cómo se hacen:
En un bol grande se combinan bien los ingredientes secos.  Se forma un agujero en el centro de esa harina y se echa la leche, el huevo y la mantequilla derretida; se mezcla justo para combinar los ingredientes. La masa no debe mezclarse demasiado, no es malo que tenga grumos.
En una sartén bien caliente, untada con mantequilla, se echa un cazo de los de servir la sopa de masa. Cuando la tortita está llena de ojos, como las de la imegen, se le da la vuelta con una espátula y se deja dorar por el otro lado.

Se sirve con jarabe de arce, miel o azúcar glasé con las frambuesas.

Sobra decir que mi marido cenó pero que muy bien.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...